En España y otros países europeos la iluminación del hogar puede ser todo un tema a considerar muy seriamente debido a los costos de la electricidad. De acuerdo con la hora del día, un español puede comprar de 7 a 8 kilovatios/hora con un euro. Estas tarifas varían de acuerdo con la empresa proveedora, pero en general, esto significa que mantener una bombilla de 100 vatios encendida durante 10 horas cuesta aproximadamente 0,14 euros.

A primera vista esa tarifa parece muy razonable, pero al multiplicar el número de bombillas que hay en un hogar promedio y sumar otros electrodomésticos, provocamos una pequeña tragedia presupuestaria que se refleja en la factura a fin de mes. Una solución muy efectiva es la colocación estratégica de tragaluces en las casas, pero en los pisos y apartamentos esta solución no es viable.

iluminacion de navidad

El diseño del hogar moderno

Un truco que sí está al alcance de la mayoría es utilizar espejos y colores claros en las paredes, para ayudar a que la luz entrante se refleje en las superficies y permita la mayor claridad posible, incluso en las horas menos soleadas.

Otra solución, muy extendida ya en otros países de Europa, es sustituir las bombillas incandescentes con otras que permitan ahorro eléctrico. Algunos de los países que han adoptado esta medida se han decantado por los focos fluorescentes, pero casi todos producen una luz azulada y poco apropiada para espacios cálidos. Por otra parte, surge la tendencia a usar bombillas con tecnología de diodos luminosos (LED) como las bombillas de bajo consumo G9 que además contaminan mucho menos y no requieren de tratamiento especial al término de su vida útil.

leds g9

Las bombillas LED ocupan muy poca energía; de hecho la de 5 vatios es equivalente a una incandescente de 60. El ahorro es notable. Por otra parte, es posible despedirse del color azulado de las bombillas de gas, dado que los led se fabrican en muchos colores y puede escogerse entre luz azul y luz ambarina de acuerdo al ambiente a iluminar. El ahorro, por suerte, está al alcance de la mano.